24 mar. 2012

Escucha.

Apenas un compás, apenas una nota. Ya te ha atrapado, te envuelve. Cierras los ojos, no puedes subir el volumen, ya alcanzó su máximo, ahora sólo quieres que se calle el ruido, que se pare el tiempo, el cantante no ha comenzado a entonar, pero los instrumentos ya tienen voz propia.
Sabes que si el motor del autobús vuelve rugir estropeará la melodía, y te bajas en esta parada para evitar que eso suceda, aunque te falten kilómetros para llegar a casa. Solo de batería y tu corazón sufre de arritmia, pero se adapta a la canción, siempre lo hace. Caminando se ha hecho de noche, pero no importa, todavía no has apreciado el color del cielo, queda un minuto para volver al mundo real, para que la película de los días en esta ciudad sea combatir a la nostalgia, se vuelva en blanco y negro.
La música hace que tu ausencia duela menos.

1 comentario:

  1. Me encanto tu blog (:
    si queres date una vuelta por el mio y si te gusta seguime ^^ ,besos♥

    ResponderEliminar

Coge altura. Deja señales.