27 feb. 2013

La importancia de los puntos suspensivos.

Ella decía que moría todas las noches después de que él le hiciera temblar mínimo dos veces por hora.

Pero sólo moría para volver a empezar. 
Y empezaba todas las noches, empezaba sólo para acabar.
Pero eso sí, siempre con él, y siempre a la vez. 
Lo mejor es que después de cenarse el uno al otro tenían que picar entre horas. 
Pasaban las madrugadas, entre temblores, muertes y aperitivos.
Las historias siempre interesan más si al final pone “Basada en polvos reales”. 
Porque así todo el mundo piensa que también lo pueden vivir.
Dicen que todo tiene un final, pero no me jodas, ese final puede ser abierto, ¿no? 
Como todas las películas que tienen segunda parte. 
Y lo de “segundas partes nunca fueron buenas” 
no es aplicable a todo. Tenéis la mala costumbre de generalizar.
De ahí la importancia de los puntos suspensivos. 
Tú como siempre, taladrándome los músculos a mordiscos,
yo fingiendo que no me duele sólo para que tus dientes me dejen huella. 
Y cuando la gente me pregunte decir “Son marcas de guerra, la más dulce y lasciva”

24 feb. 2013

Zumo de naranja.

Siendo sincera, no entiendo muy bien el concepto "media naranja", o lo entiendo, pero no lo comparto. Supongo que la primera persona que lo utilizó estaba sola, es decir, se sentía sola, estar y sentir no es lo mismo.
Me atrevo a decir que echaba de menos a alguien, alguien importante, y que tenía la sensación de estar incompleta sin esa persona.
Yo no lo entiendo muy bien, porque mi sensación no es de estar incompleta cuando no estás, es más bien de estar vacía. Soy sólo estructura, cáscara. Por eso prefiero pensar en ti no como en media naranja, si no como en el jugo, en lo esencial de dicha fruta.
Eso es, cuando faltas yo sólo soy la piel, me falta la esencia, el zumo.
Como eres zumo, cuando te tomo sin echarte azúcar puede que estés algo ácido al principio, algo fuerte, pero aún así me encantas, me llenas. Porque nada tiene que ver eso del azúcar con las propiedades y vitaminas de la naranja. Y así sin endulzar me das fuerzas
Además he estado leyendo, eres bueno para mí. Puede que yo también lo sea para ti, ¿quién sabe?
Hasta sin azucar eres mi zumo preferido.
La naranja por su alto contenido en vitamina C es recomendada para frenar el envejecimiento por antonomasia. Para cubrir las necesidades de esta vitamina basta con ingerir al día dos piezas de naranja. Otra opción es tomarlas en forma de zumo natural.
Por lo tanto es de gran importancia que te tome al menos dos veces al día.

13 feb. 2013

Western.

Nunca estoy preparada para empezar de nuevo. Los Domingos me sorprenden haciendo maletas y diciendo tu nombre.
Ahora bebo té con aroma a chocolate únicamente porque me sabe a tu saliva y me recuerda a la temperatura de tu lengua construyendo anfiteatros en mis zonas más bohemias.
Eres canción protesta cariño, me revolucionas, te repito en mi cabeza, pero no obtengo respuesta.
Adoro cuando nos hacemos daño para luego lamernos las heridas el uno al otro, como animales, con ganas, sin prisa...
Últimamente me he dado cuenta que no soy la única que quiere contar tus lunares, pero si soy la única que puede contarlos, ¿verdad?

Ayer volviste a decir que me odiabas sólo porque hice vida en tu cama y a la semana tuve que emigrar al sur, debajo de nuestras comarcas. pero no te preocupes, sigo prefiriendo nuestro oeste, ya sabes de mi debilidad por Jonh Ford, esto es un werstern, vaquero, me pido india. Además, yo tampoco sé dormir sola, perdón... Yo tampoco sé dormir sin ti.
Y también te odio, prometiste que me regarías todos los días, por aquí no llueve, no dejes que me seque. No me falles.
Me muero de ganas de volver a jugar contigo, de ponerle nombres a todos los hijos que estamos vertiendo. De volver a hacer ciclogénesis en tu cuarto, y todos los papeles y gemidos por los aires, y nosotros empapados.

8 feb. 2013

Cosas en las que pienso cada vez que veo "El curioso caso de Benjamin Button".

Antes de nada aclarar que lo que escribo en esta entrada es un desorden de ideas que se me vienen a la cabeza. Cosas en las que pienso cuando veo la película, no quiere decir ni mucho menos que la película quiera expresar lo que a continuación escribo, es una simple reflexión personal.

Pienso que el tiempo siempre juega en nuestra contra, es lo único que no nos deja ser verdaderamente libres.  Lo peor es que no nos basta con ser esclavos del tiempo, también aceptamos serlo del sistema, del dinero y de las normas sociales impuestas. Un orden siempre es necesario en toda convivencia humana, pero no cuando es injusto para ciertos sectores. No cuando empuja a los hombres a competir y pisotearse entre ellos para que uno pueda escalar y otro se quede abajo. "El hombre es un lobo para el hombre".
Nos volvemos conformistas, aceptamos que las cosas son tal y como son, que no podemos cambiarlas, nos resignamos, desistimos. Pero en realidad lo único que no podemos cambiar ni manipular, la única cosa contra la que es imposible luchar es el tiempo. Aunque se puede aprender a echarle un pulso, a bailar con el, y que esa resignación no nos llegue muy pronto, porque vivir resignado es vivir rendido, y vivir rendido no es vivir.

Luego está eso del amor, el amor a veces no basta, o al menos la idea de amor concebida culturalmente por nuestra sociedad. A veces te das cuenta que la otra persona necesita cosas que tú no le puedes aportar, que se te escapan de las manos. A veces te das cuenta de que no eres lo mejor para esa persona, y la mayor prueba de amor es precisamente dejarla volar y permitir que esta encuentre su lugar. Saber renunciar a algo que deseas, solo porque entiendes que debe ser así, engrandece a la persona que hace el sacrificio. También puede que no seas lo que necesita en algún punto de la vida, pero en otro momento puede ser justo lo contrario, dos personas pueden reencontrarse en el tiempo.
El tiempo te arrebata y al mismo tiempo te da.

Y por último decir que la vida y el tiempo está lleno de fracasos, pero que de la mano de esos fracasos viene siempre una nueva oportunidad, que algo acabe significa que algo empieza, y siempre es buen momento para deshacer errores, enmendarlos o luchar por algo. Termino dicha reflexión citando unas palabras de la misma película:

"Si te sirve de algo, nunca es demasiado tarde o, en mi caso, demasiado pronto para ser quien quieres ser. No hay límite en el tiempo. Empieza cuando quieras. Puedes cambiar o no hacerlo. No hay normas al respecto. De todo podemos sacar una lectura positiva o negativa. Espero que tú saques la positiva. Espero que veas cosas que te sorprendan. Espero que sientas cosas que nunca hayas sentido. Espero que conozcas a personas con otro punto de vista. Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo. "