8 feb. 2013

Cosas en las que pienso cada vez que veo "El curioso caso de Benjamin Button".

Antes de nada aclarar que lo que escribo en esta entrada es un desorden de ideas que se me vienen a la cabeza. Cosas en las que pienso cuando veo la película, no quiere decir ni mucho menos que la película quiera expresar lo que a continuación escribo, es una simple reflexión personal.

Pienso que el tiempo siempre juega en nuestra contra, es lo único que no nos deja ser verdaderamente libres.  Lo peor es que no nos basta con ser esclavos del tiempo, también aceptamos serlo del sistema, del dinero y de las normas sociales impuestas. Un orden siempre es necesario en toda convivencia humana, pero no cuando es injusto para ciertos sectores. No cuando empuja a los hombres a competir y pisotearse entre ellos para que uno pueda escalar y otro se quede abajo. "El hombre es un lobo para el hombre".
Nos volvemos conformistas, aceptamos que las cosas son tal y como son, que no podemos cambiarlas, nos resignamos, desistimos. Pero en realidad lo único que no podemos cambiar ni manipular, la única cosa contra la que es imposible luchar es el tiempo. Aunque se puede aprender a echarle un pulso, a bailar con el, y que esa resignación no nos llegue muy pronto, porque vivir resignado es vivir rendido, y vivir rendido no es vivir.

Luego está eso del amor, el amor a veces no basta, o al menos la idea de amor concebida culturalmente por nuestra sociedad. A veces te das cuenta que la otra persona necesita cosas que tú no le puedes aportar, que se te escapan de las manos. A veces te das cuenta de que no eres lo mejor para esa persona, y la mayor prueba de amor es precisamente dejarla volar y permitir que esta encuentre su lugar. Saber renunciar a algo que deseas, solo porque entiendes que debe ser así, engrandece a la persona que hace el sacrificio. También puede que no seas lo que necesita en algún punto de la vida, pero en otro momento puede ser justo lo contrario, dos personas pueden reencontrarse en el tiempo.
El tiempo te arrebata y al mismo tiempo te da.

Y por último decir que la vida y el tiempo está lleno de fracasos, pero que de la mano de esos fracasos viene siempre una nueva oportunidad, que algo acabe significa que algo empieza, y siempre es buen momento para deshacer errores, enmendarlos o luchar por algo. Termino dicha reflexión citando unas palabras de la misma película:

"Si te sirve de algo, nunca es demasiado tarde o, en mi caso, demasiado pronto para ser quien quieres ser. No hay límite en el tiempo. Empieza cuando quieras. Puedes cambiar o no hacerlo. No hay normas al respecto. De todo podemos sacar una lectura positiva o negativa. Espero que tú saques la positiva. Espero que veas cosas que te sorprendan. Espero que sientas cosas que nunca hayas sentido. Espero que conozcas a personas con otro punto de vista. Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo. "

2 comentarios:

  1. Interesante cuanto menos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Pequeña Criatura!, ya que este post lo pusiste sobre una peli... Me gustaría saber que lectura haces de la película "El lado bueno de las cosas" no sé si la has visto (si no es así ya tardas) es simple curiosidad porque cuando salí del cine escuché gente diciendo que no entendía porque tanta nominación y demás... A mí sin embargo me parecio buenísima. ¡Espero tu opinión! Saludicos!

    ResponderEliminar

Coge altura. Deja señales.