31 ene. 2013

26º

Un "te necesito", 26º grados en Enero.
Jurar que te gustaría estar paseando por Sevilla de mi mano, suspirar que Badajoz me echa de menos.
Bailar con los celos, encelarse con un baile. Saber a qué saben las flores. La flores lo saben.

El lado bueno que tenía eso de ser arrítmica es que no tenías que moverte al compás de nadie.
Pero apareciste y jodiste toda la lógica que tenía mi argumento. 
Que no puedes venir, conocer mi cama, caerla tan bien, enamorarla, y luego irte y dejarla vacía.
Las cosas no se hacen así.  
Suelen hacer daño tus muerdos después de días sin verte. Vuelve.
Y tú suplicándome que me quede, y yo que ya había quedado con Renfe, Y tú diciendo que las vías de Renfe eran mis piernas, y yo sin entenderte hasta que el tren no llegó a la estación, y se vació en mis piernas.

¿Sabías que un pacto es mejor que un trato? Porque el trato implica que cada parte renuncie a algo. En un pacto ambas partes se benefician.


Quiero hacer un pacto contigo.


3 comentarios:

Coge altura. Deja señales.