16 ago. 2012

Revolución.

Revolución. Eso has sido en mi vida desde el primer momento que cruzaste mi portal. Yo, orgullosa, pesimista e incrédula de eso que llamaban amor, salgo a buscarte, me como el mundo y muchas veces hasta pido perdón.
Debería darte vergüenza, era tan solo una niña cuando vinculaste tu existencia a mi libertad. Paradójica y dulce dependencia. Como caminar sin ropa sobre la arena del mar y que se te hundan los talones.
Detesto mi manía de salir a encontrarte incondicionalmente, eso me hace tan frágil ante ti, pero más odio que tu sabiéndolo te empeñes en perderte. No eres el centro del mundo aunque lo seas para mi.
¿Te he hablado alguna vez de la música? Si, ya se que no compartimos los mismos gustos, yo pongo una canción y comienzo hablarte del mensaje que esconde, tú solo quieres oír el ritmo. A mi me vale, en ese momento te sacas de la chistera la única cosa que consigue taparme la boca. Un beso, me callas con un beso y a mi me vale, y a mi me sobra.
Porque se me asemeja a la magia, ¿Te he hablado alguna vez de la magia? La magia es eso que haces tú cuando quiero llorar y me arrancas una carcajada, y por parte me cabreo porque quería ponerme seria, pero te lleno de saliva al reírme y a ti te sabe dulce, y no me queda más remedio que volver a sonreír, mago de pacotilla, siempre un As bajo la manga...
Hoy me he estado acordando de la humedad, del calor y los relámpagos, creo que nos va haciendo falta una tormenta de verano. Pero no si juntos no acabamos empapados, ya sabes, como siempre.

6 comentarios:

  1. Que sepas que cuando descubrí este blog, me pareció genial. Pero ahora, visto desde la frialdad de los meses, me parece uno de los mejores de todos (y son muchos créeme) los que he visto en mi vida. Cada entrada es aún mejor. Y de ti, bueno, que puedo decir, que me pareces totalmente diferente de lo que estamos acostumbrados. Eres de esa clase de personas que desprende una magia y unas ganas irreprimibles de conocer más y más de ella. En serio, esto no es peloteo, no tengo ningún interés más que el de que sepas que eres maravillosa, y que ojalá todo el mundo fuera capaz de mirar en ti más allá de una cara bonita, porque descubrirían que realmente, posees todo un tesoro.
    Un saludo chica revolucionaria.

    ResponderEliminar
  2. Me acabas de dejar sin palabras. No sé qué decirte realmente. Solo darte las gracias por todo lo que piensas de mi, que aunque creo que es una sobrevaloración, siempre viene bien escuchar elogios. Gracias nuevamente.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Si. mAs vale accion y menos palabras

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Coge altura. Deja señales.