2 may. 2013

El factor humano.

La gente suele vincular la temperatura a las estaciones, sin tener en cuenta el factor humano.
El factor humano puede hacer que otro cuerpo arda en pleno enero, o producir tiritones estivales.
El factor humano provoca inundaciones en los ojos, terremotos en las camas, humedades en la ropa...
El factor humano puede ser el culpable de las sequías en la lengua,  heladas si te alejas, cambio climático si vuelves, ciclogénesis si me besas...
Estos meses la primavera inverna más de la cuenta, hay amenazas de guerra, siguen los deshaucios, carreras que son la bomba, el barça se queda en semis bajo cero... Unos te dicen que no creas en Dios, Allah, Yahveh, Messi, Shivá... Otros que hay que creer en algo, por eso yo creo en ti, aunque estés lejos, aunque no te vea, al menos me respondes si te rezo, en este caso si te escribo al whatsapp.
Me llaman egocéntrica porque me nombro si hablo de ti, pero es que no sé separarnos del papel, ya bastante hacen los kilómetros.
Me encantan tus marcas, tienes dos historias por cicatriz, y adoro que me las cuentes, cuenta conmigo.
Y tú, rechazando cigarros para hacerte el mayor, bebiendo ginebra para recordar(me) y pasando desapercibido para destacar.

Gracias,
      por salvar mis domingos,
                                por deshacerme la maleta.....
                                                                 Por pedir que me quede.


                                 Me voy, ya sabes que te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Coge altura. Deja señales.