19 mar. 2014

Carne de motor.



Me miraste con ojos de pasado y dijiste

"vamos a construir, sobre heridas y desequilibrio.”

me cerrabas la boca

con sexo prescriptivo los domingos,



Antes de hacerme cicatrices de besos,

Ya te consideraba arquitecto.

Lo que edifica tu boca,

Es solo la continuación de lo que hacen tus dedos.



No te muevas,

voy a hacerte una foto con los ojos.

Así te quiero,

Sin filtros.



Te he deseado por encima de veranos,

Te he deseado por encima de canciones.

Te deseo por encima.

Y por debajo también.



Te deseo.



Te desean y te gusta.

Te gusta y deseas que fuera yo.

Te montas en el coche y acaricias el asfalto.

Eres héroe de radares.



Carne de motor.



Te bebes la copa buscando sirenas de gin tonics.

Pero yo estoy en otra barra.

En otro bar.

De la misma manera te bebo.



Desatamos cinturones.

Nos querellamos contra los horarios.

Quemamos los periódicos.

Te veo el futuro en los posos de tu piel.





Tú ven. Que de temblar ya me encargo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Coge altura. Deja señales.