21 may. 2012

Espera.

Sé de sobra que te asustan los vacíos en nuestras habitaciones. Que se te ensancha el coche en los semáforos y pasos de cebra. 
Que tiemblas al llamarme si no lo cojo al primer toque. Que admiras y odias mi manía de querer luchar contra mentes dormidas. ¿Que te pone mi rebeldía? Ya lo sé, pero te amarga no fumártela cada día. Que no soportas las tormentas de verano si no acabamos empapados. Que te acojona mi sonrisa si no la ves de frente y se la regalo a otra persona. Que has dejado de ser fuerte en el momento en el que yo he crecido.
Y no te lo voy a permitir, sigo necesitando de tus manos en mis muslos. Y eso que haces con los ojos cuando bebes la ginebra. De tu risa reventando mis oídos y poniendo en jaque mi autocontrol. Necesito que me pongas de los nervios, que despeines mi cabello y me muerdas el orgullo. Que me despiertes por la mañana, me quites las legañas y tires a la mierda el resto del mundo.

Lo necesito.
Hasta entonces... espera.



8 comentarios:

  1. seria de ilusos no darse cuenta cuando uno esta tocando la perfeccion,aunque solo sea a traves de tw y este blog.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante Cris...una vez más. No sé cómo cojones lo haces. Comparto en TW. No pares!

    ResponderEliminar
  3. Me quedo sin palabras al escuchar la letra y la entonación que pones al recitar el texto. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  4. Que grande eres hermana... Orgullosa de ti.

    ResponderEliminar
  5. Grande tú, en todos los sentidos. El mayor regalo de mi vida ha sido teneros a vosotros.

    ResponderEliminar
  6. Ese acento Estremeñu !! Muy bonito.

    ResponderEliminar

Coge altura. Deja señales.